Trasladados de la esclavitud a la libertad – Pastor Rodolfo Ramos

Trasladados de la esclavitud a la libertad – Pastor Rodolfo Ramos

…el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, Colosenses 1:13 RVR1960.

Nos sacó de la miserable mazmorra de cadenas intolerables y agudos lamentos al palacio de una libertad gloriosa y de hermosas canciones. Ellos sabían que los gobernantes terrenales a veces trasladaban al pueblo conquistado de una tierra a otra (2R.15:29; 17:3-6).

No hemos salido lentamente del pecado a la santidad, hemos sido libertados de una vez por todas. Ya estamos en este momento dentro «del reino del Hijo, en el reino de su Padre de amor». En esta vida presente ya estamos en principio participando de la gloria prometida.

Dios ya comenzó una buena obra en nosotros, y podemos decir: «Tu obra en mi corazón tendrá de ti la perfección» (Sal.138:8; Fil.1:6). «Nosotros» hemos recibido el Espíritu Santo. Y las «arras» de nuestra herencia (Ef.1:14), consisten en su presencia morando en nosotros.

Es la garantía de una gloria venidera que es aún mucho más grande. Esto se desprende también del hecho de que Cristo, quien mereciera esta gloria para nosotros, es «el Hijo del amor del Padre». Él es tanto el objeto del amor (Is.42:1;Sal.2:7) como la manifestación personal de éste (Jn.1:18;14:9). ¿Cómo, pues, el Padre no nos dará «juntamente con él» todas las cosas libremente? (Ro.8:32). Amén.

 

Editor