Nacer de nuevo en Cristo Jesús

Nacer de nuevo en Cristo Jesús

Par poder entrar al reino de lo cielos se debe nacer de nuevo y, se puede nacer de nuevo solo creyendo en Cristo y siendo bautizados en el Espíritu Santo, lo cual significa; el momento exacto en el que uno comienza a pertenecer a la familia de Dios por la obra de Espíritu Santo

  —De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios —dijo Jesús. —¿Cómo puede uno nacer de nuevo siendo ya viejo? —preguntó Nicodemo—. ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y volver a nacer? —Yo te aseguro que quien no nazca de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios —respondió Jesús—. Lo que nace del cuerpo es cuerpo; lo que nace del Espíritu es espíritu. Juan 3:3-6 NVI.

Si tu creíste sinceramente en Jesucristo como tu Señor y Salvador, has nacido de nuevo y tienes una nueva identidad.

Cuando tu naciste de nuevo, el Señor te dio un nuevo corazón y creíste en Él. Tu recibiste Su perdón y entregaste tu vida a Él. Esto fue un nuevo comienzo.

Esto no significa que hayas cambiado cada aspecto de su persona. Todavía tienes la misma apariencia física, por ejemplo. (Cuando vuelva Jesús, tú también tendrás un nuevo cuerpo, pero no todavía.) Sin embargo, hay un cambio espiritual tan grande que la Biblia lo describe como una nueva identidad.

Tú tienes un centro de mando en tu corazón, donde se toman todas las decisiones. Cuando naciste de nuevo, tu «YO» egocéntrico bajó del trono, y subió el Señor Jesús. Ahora Él manda; Él es el Rey. Él te da un nuevo poder para vencer el pecado.

Sobre nacer de nuevo,  también la Biblia menciona; Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! 2 Corintios 5:17 NVI. Ahora tienes la mente de Cristo y la naturaleza de Cristo, tus mejores anhelos no son los terrenales sino los celestiales;

Ya que han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios.  Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra, pues ustedes han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, que es la vida de ustedes, se manifieste, entonces también ustedes serán manifestados con él en gloria. Colosenses 3:1-4 NVI.

Editor