¿Qué significa orar en el nombre de Jesús?

Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será glorificado el Padre en el Hijo. Lo que pidan en mi nombre, yo lo haré. Juan 14:13-14 NVI.

Orar «en el nombre de Jesús» no es una frase mágica que debemos repetir al final de una oración y que garantiza que será contestada (aunque es legítimo decir la frase así al final), sino una actitud con la cual debemos orar. Es el motivo de la oración: la gloria del Señor. Pedir algo «en el nombre de Jesús» significa pedir algo por Su causa.

Supongamos que un niño quiere construir una casita de madera donde su hermano mayor puede jugar. Posiblemente vaya al padre para pedir las herramientas, diciendo, «Por favor, papá, es para mi hermano.» Eso sería pedir algo en el nombre de su hermano.

¿Cómo podemos estar seguros de que estamos pidiendo algo «conforme a su voluntad»? Es decir, ¿Dónde encontramos escrito lo que es Su voluntad? Debemos estudiar la Palabra para conocer Su voluntad. Si encontramos que nuestra petición está conforme a Su voluntad expresada en la Biblia, sabemos que estamos orando «en el nombre de Jesús», y que Dios nos va a contestar.

Dios no concede nuestras peticiones por algún mérito nuestro, sino sólo por los méritos de Jesús. Siendo lavados por su sangre, podemos entrar en la presencia de Dios en cualquier momento, en cualquier lugar, con la conciencia limpia. No necesitamos otro mediador; podemos orar directamente al Padre.

¡Ahora usted puede orar con fe! Si ha encontrado fundamentos bíblicos, usted sabe que está orando «en el nombre de Jesús», y que usted puede confiar en Él para contestar.

Tenga cuidado en no tratar de manipular a Dios. Él es libre para contestar o no contestar nuestras oraciones, y lo hace en el momento que Él estima mejor. Este ejercicio es para hacer que nuestras oraciones sean más bíblicas, y que oremos con más fe. Sin embargo, de ninguna manera debemos pensar en Dios como si fuera obligado a conceder nuestras peticiones. Dios es el dueño del universo que hace siempre lo que a Él le parece correcto.

Si le gustaría analizar otras oraciones en la Biblia para ver cómo presentar sus peticiones, vea los siguientes pasajes: Génesis 18:16-33, Números 14:1-19, Salmo 25, Filipenses 1:3-11, y Colosenses 1:3-14.